martes, 9 de junio de 2009

Ibiza, paraiso isleño

En un pequeño trozo de tierra que sale a flote en el Mediterraneo, se encuentra una de las zonas más hermosas que el ser humano puede visitar. Si estabais pensando en Ibiza, efectivamente, lo habéis adivinado (el titulo daba una pequeña pista). Entre montañas que alegran la vista, y mares que harían ilusionarse al más deprimido, podrías levantarte cada día y no dejar de impresionarte por sus vistas.

Además proporciona un excelente ejemplo de la interacción entre los ecosistemas marino y costero. Las densas praderas de Posidonia oceánica (hierba marina), una importante especie endémica que se encuentra sólo en la cuenca mediterránea, contiene y sostiene a una diversidad de vida marina.

Y la isla forma parte importante de la historia. Como la fortificada Ciudad Alta (Alta Vila, como la conocen sus habitantes) es un destacado ejemplo de arquitectura militar renacentista; tuvo una profunda influencia en el desarrollo de las fortificaciones en los asentamientos españoles en el "Nuevo Mundo".

O los lugares arqueológicos de Sa Caleta (asentamiento) y Puig des Molins (necrópolis) que testifican el importante papel que tuvo la isla en la economía mediterránea en la protohistoria, particularmente durante el periodo fenicio-cartaginés.

No puedo dejar de mencionar tampoco al Parque Natural de ses Salines, más conocido por su brillante playa. Un lugar digno para la vista.

Podría pasar horas hablando de la belleza de Ibiza, pero prefiero que lo veáis vosotros mismos. Dale al Play.


1 comentarios:

caminatasalas8 dijo...

Hola Inazio, por tu magnífico trabajo tienes un premio, el Blog de Oro, puedes pasar por mi blog a retirarlo.
!! FELICIDADES !!