lunes, 7 de septiembre de 2009

Monzon

La capital del Cinca Medio presenta una extraña configuración al visitante que llega por primera vez, por las muchas facetas que se reunen en un mismo enclave. A primera vista predomina su aspecto industrial, a días delatado por una cierta neblina que se funde con el horizonte pirenaico. Pero, tras su aire de característica ciudad cabecera de comarca, se aprecian dos partes diferenciadas separadas por el río Sosa; el Monzón mas urbano, con grandes bloques de pisos vigilados por la enhiesta chimenea de la antigua Azucarera; y la ciudad vieja, de calles irregulares, recostadas sobre la colina en la que se asienta el castillo templario. Elevada a 130 m. de altura, la fortaleza hace presente e inevitable, incluso a muchos kilómetros de distancia, la leyenda templaria en Aragon.


video

0 comentarios: