domingo, 2 de agosto de 2009

Vall de Sorteny, Andorra

Andorra es algo más que un país en el que el hormigón se encarga de sostener una montaña comida a bocados para hacer zonas residenciales; un país de tiendas en el que el consumo es el rey, con más coches que habitantes, y en donde transitar treinta kilómetros puede costar hora y media. Andorra también posee valles, como el de Sorteny, en el que es posible pasar una jornada inolvidable en la sola compañía de una espectacular naturaleza.




video

0 comentarios: