martes, 8 de septiembre de 2009

Campo bravo

Pocos son los afortunados que conocen el ganado bravo en libertad. En Aragón hay cerca de treinta ganaderías de animales de lidia, de las que solo media docena dan productos para su sacrificio en una plaza de toros. Pocos son los que ceden sus fincas para fiestas camperas. Los seguros y los permisos no las hacen rentables. Aún así, cualquier ganadero abrirá sus puertas y enseñara las maravillas que cada finca encierra. Los ganaderos son los primeros ecologistas empeñados en proteger y mantener limpio su entorno. Solo así el ganado puede vivir en paz y libre de contaminación humana.


video

0 comentarios: