martes, 5 de mayo de 2009

El castillo-palacio de los Luna en Illueca

Como ocurre tantas veces con el transcurso del tiempo, el castillo, de impresionante mole rectangular, se asemeja poco a aquel primitivo palacio-castillo del siglo XIV en el que nació, en 1328, don Pedro Martinez de Luna, el futuro Benedicto XIII del cisma, probablemente uno de los primeros hombres del Renacimiento que conoció nuestra historia.


En 1931, casi recién estrenada la II República, el viejo castillo fue declarado Monumento Nacional, aunque ello no impidió que, ya en los años del franquismo, se tapiaran habitaciones, se acomodaran estancias, se expoliaran bienes y materiales, y se dejara caer la cenefa de azulejos que rodearon la fachada.

El castillo es hoy propiedad del Ayuntamiento de Illueca, al que fue cedido en los años 70, deteriorado como nunca, por Cristóbal Martínez Bordíu, marques de Villaverde, que era por entonces su propietario.

En los años 80 se inició por fin la restauración del castillo, aunque el dinero publico fue llegando a golpes y sin mucha diligencia, lo que ha demorado las obras hasta casi nuestros días.

Se han restaurado, así, no sólo los desperfectos, hundimientos y boquetes, sino que se ha recuperado parte de su historia; una interesantísima sala con artesonado mudéjar; la chimenea en ella de yesería; la alcoba privada, supuesto lugar de nacimiento del futuro Benedicto XIII.

El castillo alberga una exposición permanente, "Illueca recupera al Papa Luna".

En un encomiable encuentro entre lo histórico y el uso, el castillo es también sede del Consejo Comarcal de la comarca del Aranda, que encuentra de esta forma un excepcional emplazamiento.

Después de varios meses de pugnas institucionales y de reformas del primitivo proyecto, se ha abierto en el castillo la "Hospedería del Papa Luna", integrada en la red de hospederías de Aragón.

video

0 comentarios: