domingo, 3 de mayo de 2009

Cella



En la provincia de Teruel, Cella se puede considerar un pueblo grande, su censo supera las 3000 almas y en los años cincuenta del siglo XX se acerco a los 4000.
Cella se hizo grande aprovechando lo que ese paisaje le ofrecía;cereales, patatas y remolachas, que venían del norte, y madera, procedente de la sierra.
El casco antiguo de Cella se extiende alrededor de los restos del castillo, descendiendo por la suave ladera de una colina.
La fuente es mucho más que una simple afloración de agua, es un punto de encuentro y el mayor orgullo de Cella.
Se trata de un estanque elíptico, con unos ejes de 35 metros y 24 metros y más de 100 metros de perímetro.
La época en la que se descubrió la fuente coincide con la que Cella se incorporó al Reino de Aragón.
En septiembre, los cellanos celebran una fiesta medieval, con la aparición estelar del Cid Campeador.
Otra ruta obligatoria, sin salir del pueblo, es la urbana, que nos ha de conducir, irreversiblemente, al ayuntamiento de Cella, un monumento histórico artístico del Renacimiento turolense.
En cuanto a edificios religiosos, Cella también está bien surtida, aunque el más destacado es la iglesia parroquial del siglo XV y ampliada en los siglos XVI y XVIII.
Sólo por conocer la fuente merece la pena detenerse en Cella, pero hay otros muchos motivos.

video

0 comentarios: