jueves, 25 de diciembre de 2008

El derby

16 de Julio de 1969, el hombre pisa por primera vez la luna. 6 de diciembre de 1978, se estable la constitución española. Y luego, nada.

Hasta el 15 de Junio de este mismo año. El Huesca por fin consigue ascender a segunda división, lo que significa que, tras 50 años mas o menos, volverá el derby aragonés.


Ese día, el 6 de Diciembre, 4.000 oscenses invadieron la capital aragonesa, con un mismo propósito: El hacer un hermanamiento de peñas, tanto zaragozanas como de Huesca, aunque claro, una vez comenzado el partido, cada uno animaba al suyo.
En el estadio, que se lleno casi completamente, los cánticos atronaban cual grito guerrero, esperando el sudor de los jugadores como de los gladiadores la sangre.
Todo el mundo esperaba un espectáculo que, como era de esperar, no defraudo a nadie.
El silbato hizo que la pelota empezase a rodar. Comenzaba el derby.
Se unificaron jugadores y afición, en pos de una victoria deseada tanto por locales como de visitantes. Pero no llegó. Tras una primera parte sin goles, pero de gran emoción, apenas comenzados los segundos cuarenta y cinco minutos, el gol de Ruben Castro no tardo en llegar. El Huesca se imponía gracias al penalty que se había pitado. Crecidos por ese tanto, el segundo gol subió también al marcador. El estruendo de las voces oscenses no cesaban en cánticos. Pero luego... tras muchos intentos por ambas partes, dos zarpazos zaragozanos dejaron el marcador en tablas. 2-2. La próxima vez que estos dos grandes se enfrenten, el 10 de Mayo. Y yo estaré allí. ¿Te lo vas a perder?

video

0 comentarios: