miércoles, 3 de diciembre de 2008

Borja

A sesenta kilómetros de la capital aragonesa, Borja a conservado el trazado medieval de sus calles y un sorprendente conjunto de edificaciones que, en su mayor parte, fueron construidas en la segunda mitad del siglo XVI.

El riesgo que suponia para la conservación de su rico Patrimonio Cultural impulsó, hace ya tiempo, la puesta en marcha de un programa de rehabilitación de los edificios más emblemáticos y la constitución, más reciente, de la Sociedad Municipal de la Vivienda con la que se pretende dar respuesta a esa situación de ruina que amenaza a muchos edificios de indudable valor ambiental que definen las características de uno de los mejores conjuntos urbanos aragoneses.

La labor ya realizadaes muy importante, destacando la rehabilitación de la Casa Consistorial, la Casa de los Angulo, en la plaza del Mercado, ha sido reconvertida en Casa de Cultura, la Casa de Aguilar, para sede del Centro de Estudios Borjanos, la antigua iglesia del convento de Dominicos, transformada en Auditorio Municipal. A ella se ha sumado la restauración del Teatro Cervantes, las obras efectuadas en la colegiata de Santa María y en el convento de la Concepción, ambos Bienes de Interes Cultural.

No obstante, debemos añadir la puesta en marcha de una serie de museos.

El primero de ellos es el Museo de San Bartolomé, se emplea como espacio para exposiciones temporales, el Museo de la Colegiata, es uno de las atractivos de mayor interes, el Museo de Arqueologia en la rehabilitada iglesia de San Miguel, junto al convento de Santa Clara.

Si a los atractivos citados unimos la existencia de una serie de restaurantes en los que es posible disponer de una amplia oferta gastronómica y de los caldos de la Denominación de Origen "Campo de Borja", la ciudad se configuracomo destino obligado, por la escasa distancia que la separa de Zaragoza.


video

0 comentarios: