lunes, 3 de noviembre de 2008

Calatayud


Junto al río Jalón, entre las desembocaduras de sus afluentes Jiloca, Ribota y Perejiles, se extiende la ciudad de Calatayud.

Tras la reconquista aragonesa, que dirigió Alfonso l alrededor de 1120, muchos artesanos permanecieron en Calatayud. A ellos se debe, entre otras cosas, el florecimiento del arte mudéjar.

Señalado como cruce natural de caminos, marcados por los ríos y su discurso entre las sierras, Calatayud se halla en la zona media del Sistema Ibérico.
A pesar de las pérdidas patrimoniales que sufrió Calatayud durante el siglo XIX y parte del siglo XX, la ruta urbana es particularmente rica en monumentos civiles y religiosos.

Cinco castillos y largos paños de murallas forman los restos del sistema defensivo de origen islámico de Calatayud.

Parajes secos, colinas lunares, húmedas vegas... La sierra de Armantes, en la que las arcillas erosionadas forman los "castillos", es una sucsión de montes y barrancos entre los que destaca el amplio observatorio conocido como La Cruz (de Armantes).


video

0 comentarios: