viernes, 10 de julio de 2009

Trasmoz

La foto perfecta del Moncayo tiene a Trasmoz en primer plano.

Si se repasan los censos, Trasmoz es el pueblo más pequeño del Somontano del Moncayo, apenas setenta vecinos según las estadísticas, que en realidad, viviendo día a día durante todo el año, vienen a ser la mitad.

De todas las leyendas, la más famosa es la que asocia el pueblo con las brujas.

La última obra de Luigi Maráez es un bronce con la figura inquietante y atormentada de la Tía Casca, pero ya trabaja en la idea de otro homenaje a Bécquer, esta vez una pieza de cuerpo entero que se colocaría junto a la entrada de la Casa del Poeta.

La Casa del Poeta viene a unirse al Festival Internacional de Poesía Moncayo, que se celebra entre Veruela y Trasmoz a principios de septiembre y que en las calles de este pequeño pueblo ya ha dejado como recuerdo dos esculturas en otras tantas plazas.

Y ahora que lo pienso, no debe de haber muchos pueblos de este tamaño que exhiban en sus calles hasta tres rincones adornados con esculturas.

Tampoco hay muchos lugares de este tamaño que exhiban un castillo como el de Trasmoz.

El castillo fue adquirido hace más de treinta años por el empresario Manuel Jalon, conocido por ser el inventor de la fregona.

Un paseo por las empinadas calles de Trasmoz permite descubrir recuerdos del pasado, como las piedras redondeadas que adornan las entradas de algunas casas, de las que me cuentan que son en realidad antiguos proyectiles de catapulta recogidos en el entorno del castillo, pero también se adivina el futuro en sitios como la que sería de El Acebo del Moncayo.

No podemos cerrar este paseo sin un detalle que todavía produce un cierto morbo entre los visitantes; la casa donde estuvo secuestrado el doctor Julio Puga, conocido en la última etapa de su vida como "Papuchi" y admirado por el vigor sexual con que llegó a los noventa años.

video

0 comentarios: